Un hincha murió tras los graves incidentes en el duelo entre Gimnasia y Boca Juniors en La Plata, por la fecha 23 de la Liga Profesional, que fue suspendido a los 9 minutos del primer tiempo, luego de que una nube de gas lacrimógeno proveniente de lo que ocurría puertas afuera del estadio invadiera el campo de juego. Se trata de César Regueiro, de 56 años, quien falleció de un paro cardíaco mientras era trasladado en una ambulancia al hospital San Martín.

“El fallecimiento se produjo por una muerte súbita. Llegó hasta el hospital San Martín, intentaron reanimarlo sin éxito. Era habitué de la cancha. Tenía antecedentes cardíacos. Dejaba el estadio, se descompensó y murió. La confirmación de la causa de la muerte surge de la revisión  médica posterior”, indicó Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.