Un impactante video se dio a conocer en Chile de un pequeño jugando en el borde de un balcón de un piso 21 de un edificio, lo que permitió descubrir una guardería clandestina.