El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, aseguró este lunes que Fernando Hamdan, quien fue aprehendido el domingo en Santa Cruz y traído a La Paz, es corresponsable del alzamiento militar del 26 de junio liderado por el general Juan José Zúñiga.

“Tanto el señor Juan José Zúñiga como el señor Luis Fernando Hamdan Calancha serían corresponsables y autores intelectuales y materiales de la comisión de los ilícitos que ocurrieron aproximadamente a las 3 de la tarde el pasado 26 de junio en la sede de gobierno”, dijo Del Castillo durante la presentación del acusado.

Según el ministro, Hamdan viajó el 24 de junio de Santa Cruz a La Paz para reunirse con Zúñiga con miras a planificar “el golpe de Estado”. 

Según las investigaciones, llegó al promediar las 15:50 al aeropuerto de El Alto donde lo esperó un capitán de Inteligencia quien lo llevó a un hostal de Miraflores. A eso de las 19:00 y hasta las 22:00 se reunió en ese lugar con Zúñiga, “para planificar el golpe de Estado”, dijo Del Castillo.

El ministro agregó que el 26 de junio, entre las 15.43 y las 16.56, hubo “al menos nueve contactos telefónicos entre Fernando Hamdan y el señor Juan José Zúñiga”.

“Tenemos testigos, grabaciones, imágenes, videos, declaraciones de toda la participación y de cómo habría participado Fernando Hamdan en la comisión de estos ilícitos dentro del territorio nacional”.

“No tengo nada que ver”

Hamdan, presidente de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHPDA) en Bolivia, fue aprehendido en la madrugada del domingo y recluido en la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen de La Paz.

Cuando fue presentado, dijo, a gritos, que no tuvo nada que ver con lo ocurrido. Reconoció que se reunió con Zúñiga, pero porque iba a colaborar en el tema de “detenidos militares”.

“Yo no tengo nada que ver, no tengo poder para articular un golpe de estado, esto es una charada”. “Hablé y me reuní por los presos políticos, por garantías que él pedía y porque se sentía amenazado por el ministro de Defensa y la tensión dentro del gabinete presidencial, quería que derechos humanos fuéramos garantes, me preguntó sobre la visión de país, no hay ningún golpe acá”.

Del Castillo aseguró que Hamdan no es un defensor de los derechos humanos, sino un activista político contrario al Gobierno.

BRUJULA DIGITAL