El ejército ucraniano dice que sus fuerzas han recuperado 3.000 kilómetros cuadrados en el norte, este y sur del país, luego de una rápida contraofensiva contra Rusia.

El Ministerio de Defensa de Rusia confirmó la retirada de sus fuerzas de Izium (como se ve en el mapa de arriba) y Kupiansk. Afirmó que esto permitiría a sus fuerzas «reagruparse» en territorio controlado por separatistas respaldados por Moscú.

También confirmó la retirada de las tropas de una tercera ciudad clave, Balakleya, para «fortalecer los esfuerzos» en el frente de Donetsk.