Janus es una tortuga poco habitual por el hecho de que tiene dos cabezas. Lo que la vuelve aún más especial es el hecho de que festejó sus 25 años de edad en el Museo de Historia Natural de Ginebra, algo que no es común en animales de su condición.