Barra energética, galleta o salchicha: los insectos, en particular los grillos, se encuentran en muchos platos de Tailandia, una señal del interés creciente por esta fuente de proteínas amigable con el planeta.El mercado de los insectos comestibles llamó la atención como alternativa a la carne, y el mercado deberá expandirse a una industria multimillonaria en los próximos años.El restaurante Bounce Burger en Tailandia apareció con un menú de hamburguesas y salchichas de grillo, croquetas, barras energéticas y hasta galletas de grillo.»Los grillos no tienen que estar solo en los puestos callejeros servidos con salsa de soja», señaló Poopipat Thiapairat, copropietario de Bounce Burger.»Pueden ser hamburguesas, repostería, galletas o incluso el condimento de pimentón usado en las papas fritas. Todo eso es posible», agregó.- Cambio de imagen – Los grillos son una gran fuente de proteínas y contienen numerosas vitaminas.Pese a ello, Poopipat admitió que los artrópodos necesitan un cambio de imagen por que «no son realmente amigables con el consumidor