En horas de la tardecayó una lluvia torrencial, que duró cerca de una hora y estuvo acompañada por fuertes vientos, además de tormentas eléctricas.  Varias casas quedaron sin techo en las comunidades Cruz Chica y San Juan de Corralito. 

También se vieron árboles caídos sobre los cables de alta tensión. Similar situación se vivió en la capital matieña. La lluvia llegó después de un día bastante caluroso; el termómetro marcaba 41°C al mediodía de este miércoles.   

El servicio de energía eléctrica fue cortado por un tiempo, debido a que los equipos de protección de la Planta ENDE Guaracachi cumplieron su propósito, protegiendo los generadores de energía eléctrica.