El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzáles, anunció la importación directa y la subvención del fosfato de amonio, hasta en un 70%, para que los productores de papa y otros puedan disminuir el precio final en la comercialización de sus productos en los mercados.

La autoridad de Gobierno indicó que el incremento del precio del tubérculo se debe al aumento del costo internacional del fosfato de amonio, un fertilizante importante para los productores, debido a la guerra que desató Rusia con su invasión a Ucrania. Antes del conflicto bélico, los campesinos podían comprar el fertilizante a Bs 280, pero ahora el precio oscila en Bs 700.

Gonzáles adelantó que estas ayudas con los fertilizantes no son para la totalidad de los productores, que son más de 181, pero cubrirá al 30 o 40% de la demanda del sector.