La lluvia ha sido una bendición para las regiones que sufren de los incendios forestales en el departmento de Santa Cruz. Ayer, por ejemplo, se terminó de liquidar el fuego en algunos troncos que quedaron con brasas, aún después de la lluvia que cayó en la zona de Tobité, informó la Secretaría Departamental de Medio Ambiente.

De la comunidad Santa Mónica, en Concepción, informaron que la lluvia del miércoles en la zona fue leve; pero en la reserva municipal Copaibo se mitigaron todos los incendios gracias a las precipitacione pluviales. Sin embargo, el lugar de preocupación ahora es la comunidad La Conquista, indicó Daniel Velásquez, subgobernador de la provincia Ñuflo de Chávez.

Yovenka Rosado, directora de Recursos Naturales de la Gobernación, informó que el departamento cruceño registró 12 puntos de incendios distribuidos en los municipios de Concepción, Urubichá y San Ignacio de Velasco, donde diferentes brigadas de bomberos, vienen trabajando coordinadamente desde hace varias semanas.