La Aduana Nacional interceptó 602 kilos de mercancía ilegal conformada por medicamentos e instrumentos oftalmológicos que no cuentan con certificación, etiqueta, marca, ni fecha de vencimiento.