La prestigiosa revista francesa France Football hará entrega del trofeo al mejor jugador de la temporada

Tuvieron que pasar 16 ediciones del Balón de Oro para volver a ver a Lionel Messi afuera de la lista de jugadores nominados al premio que ganó siete veces en su carrera (2009, 2011, 2012, 2013, 2016, 2019 y 2021). La última vez había sido en 2005, año en que Ronaldinho se quedó con el galardón. En esa época, el futbolista argentino recién asomaba en el primer equipo del FC Barcelona y la estrella brasileña ya ejercía de máxima figura en el Camp Nou.

Dinho, que a esa altura ya era campeón del mundo con Brasil y había brillado en sus primeras dos temporadas en el Barça, se posicionó en lo más alto de la lista con 50 votos –33 de ellos para 1° puesto– que se tradujeron en 225 puntos. Por detrás suyo terminaron dos mediocampistas ingleses: Frank Lampard (148 puntos), emblema del Chelsea, y Steven Gerrard (142 puntos), símbolo del Liverpool.

El atacante brasileño, quien por entonces tenía 25 años y empezaba aser ídolo de los aficionados blaugranas, se transformó en el tercer futbolista de su país capaz de conquistar este prestigioso premio de la revista France Football después de que lo hicieran Rivaldo (1999) y Ronaldo (1997 y 2002). Más tarde también lo ganaría Kaká (2008).

Ronaldinho había sido campeón de la Liga de España con el Barcelona, que le sacó una ventaja de cinco puntos al Real Madrid. También ganó la Supercopa de España y la Copa Confederaciones 2005, previa al Mundial de Alemania 2006: hizo un gol en la victoria de Brasil por 4-1 ante Argentina en la final.

Fue una edición que tuvo a solamente un futbolista argentino entre los 50 nominados: Juan Román Riquelme. Por aquel entonces, Riquelme recibió tres votos y acumuló 7 puntos por sus grandes actuaciones en un Villarreal que, uno meses después de la entrega del galardón, alcanzaría las semifinales de la UEFA Champions League. Quedó en el 14° puesto de la lista junto a Didier Drogba, Michael Ballack y Petr Čech, el arquero mejor ubicado en la nómina.

Mauro Camoranesi y David Trezeguet, nacidos en Argentina, pero nacionalizados italiano y francés respectivamente, también fueron parte de los 50 jugadores nominados pero no recibieron votos. Lo mismo le sucedió al uruguayo Diego Forlán, quien era compañero de Riquelme en ese recordado equipo del Submarino Amarillo. Otros nombres célebres sin recibir votos fueron Beckham, Cannavaro, Deco, Figo, Owen, Pirlo, Roberto Carlos, Patrick Vieira y Xavi.

Solamente hay dos jugadores de esa lista de 50 nominados al Balón de Oro 2005 que todavía están en actividad: Cristiano Ronaldo y Gianluigi Buffon. Solamente 3 puntos cosechó CR7, quien tenía 20 años y recién daba sus primeros pasos en el Manchester United, club al que ha regresado la temporada pasada tras convertirse en leyenda del Real Madrid y vestir la camiseta de la Juventus. Mientras que Gigi Buffon, quien ahora con 44 años se encuentra en la plantilla del Parma, quedó en aquel entonces en el 19° lugar con 4 puntos.

Pese a no estar involucrado de lleno en la élite del fútbol mundial, aquel 2005 no fue un año más para Lionel Messi, que solamente tenía 18 años. El 1 de mayo, en un partido de Liga contra el Albacete, anotó su primer gol oficial después de que le anularan otro parecido por estar en offside. En junio firmó su primer contrato con el Barça y ganó el Mundial Sub-20 con Argentina. En diciembre, recibió el premio Golden Boy, entregado por la revista italiana Tuttosport al mejor jugador joven de Europa. Ese fue el despegue de una trayectoria legendaria que todavía está vigente. En 2022 ha quedado afuera de la nominación para el Balón de Oro pero tiene en el horizonte el Mundial de Qatar, una nueva oportunidad para demostrar que es el mejor de todos los tiempos.

INFOBAE