El hijo del expresidente Evo Morales, Álvaro Morales Peredo, trabaja en la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC). Según la base de datos de la Contraloría General de Estado, su declaración jurada data del 8 de septiembre, habiendo declarado una suma de 28.500 bolivianos como bienes y cero deudas o rentas.

Además, según información del portal Sin Mordaza Digital, Morales Peredo ostenta el cargo de Técnico II y sería el coordinador con los movimientos sociales en la regional de la ABC en Cochabamba. Esta información no se detalla en la Contraloría.