El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Oscar Hassenteufel, aclaró que no renunció a su cargo y que solamente pidió licencia por unos días debido a asuntos familiares.

“Sobre el tema de la renuncia del presidente, creo que hubo una mala interpretación, el presidente no ha renunciado, el presidente sigue acá y seguirá acá, por ahora por lo menos”, dijo Hassenteufel en una conferencia de prensa.

Lo que en realidad hubo, según su propia versión, “fue un pedido de licencia por unos días para atender algunos temas familiares”.

“Creo que eso fue malinterpretado y así debe quedar aclarado definitiva y contundentemente”, insistió.

Esta aclaración surge después de que la vocal del TSE, Nelly Arista, asegurara que “verbalmente sí” renunció Hassenteufel a la presidencia del Tribunal Electoral.

“Verbalmente sí, fue renuncia irrevocable, pero en este momento el país tiene que abordar, tiene que llevar, la agenda democrática”, señaló Arista.

EL DEBER