El ministro de Justicia, Iván Lima, denunció ayer que se adulteró la licitación para la adjudicación de la construcción de la doble vía Sucre-Yamparáez. Esta irregularidad se produjo entre funcionarios de la Administración Boliviana de Carreteras y el representante de la empresa China Harbour Engineering Company (Chec) en Bolivia.

Por otro lado, la autoridad dijo que no hay indicios de responsabilidad sobre el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, ni el presidente de la ABC, Henry Nina, quienes encabezan los procesos de contratación.

Además, añadió que el poder de representación del ciudadano chino para presentarse en la adjudicación fue sustituido entre el mes de diciembre y el 5 de febrero, tiempo en el que se adulteró y se incluyó documentos que han manchado y contaminado el proceso de licitación.

Lima detalló que se tienen pruebas y evidencias claras con relación a los responsables del proceso de contratación y a los representantes de la empresa; sin embargo, no hay indicios en contra del ministro Montaño o contra el presidente de la ABC