Consternación en Yapacaní. Una niña de 12 años era prostituida por su hermana desde que tenía 10 años y a consecuencia de estos abusos ha sido contagiada de una enfermedad de transmisión sexual (ETS). La mujer, acusada de proxenetismo, ha sido enviada este jueves a la cárcel de Palmasola, con detención preventiva. De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, el hecho criminal se registró en la zona del kilómetro 9 de ese municipio y fue de conocimiento de las autoridades en el mes pasado. La menor de edad ha sido víctima de constantes agresiones sexuales y físicas desde que tenía 10 años, con la agravante de que uno de sus agresores la contagió de una enfermedad de transmisión sexual grave