Detención preventiva por 90 días en la cárcel de Palmasola fue la determinación de un juez para la joven universitaria de 22 años que vendía brownies con marihuana en los predios de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno.