Tras 15 años, el presidente de la República Federativa de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llegó la noche de este lunes a Bolivia para sostener una amplia agenda que incluye reuniones con su homólogo Luis Arce y empresarios. La visita busca fortalecer las relaciones bilaterales.  

Pasadas las 19.00, el mandatario brasileño arribó al Aeropuerto Internacional de Viru Viru, de la capital cruceña, acompañado de una comitiva de ministros quienes sostendrán encuentros con sus pares bolivianos.  

Diferentes autoridades locales le dieron la bienvenida como el gobernador en ejercicio de Santa Cruz, Mario Aguilera, y el alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, quien le entregó las “llaves de la ciudad”.

La canciller Celinda Sosa y la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, y representantes de organizaciones sociales también formaron parte del recibimiento. Horas antes, Rosângela Da Silva, esposa del mandatario brasileño, llegó a la capital cruceña.

La intensa agenda que sostendrá el mandatario brasileño en territorio cruceño comenzará este martes con un encuentro con el presidente Arce, una reunión ampliada con sus ministros además de un foro empresarial.

Son varios los temas en agenda entre ambos mandatarios, entre ellos, el energético, agricultura, empresarial, comercial, social.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, Lula Da Silva, calificó como un hecho “histórico” la visita del mandatario brasileño y añadió que está prevista incluso un encuentro con organizaciones sociales.

ERBOL