El vicepresidente de Bolivia, David Choquehuanca, sugirió a los alcaldes y demás autoridades del altiplano paceño dejar de utilizar el saco y ponerse el poncho en una muestra de reivindicación de la vestimenta de los campesinos y para que dejen de pensar “en sus bolsillos”. Esta idea fue planteada en la feria del Pescado en el municipio de Huatajata de la Provincia Omasuyos, donde también acudió Ovidio Mamani, exdirigente expulsado de los ponchos rojos y afín al Gobierno.