El vocal secretario de la sala, Vladimir Humberto Velásquez Ortega, fue entrevistado por el medio y su estado de ebriedad es evidente, porque la autoridad judicial apenas podía articular sus oraciones. Finalmente, también termina escapando. El numeral 12 del artículo 187 de la Ley del Órgano Judicial, la número 025, considera falta grave “utilizar inmuebles u oficinas del Órgano Judicial con fines distintos a las actividades de la administración de justicia o sus servicios conexos” mientras que el numeral 13 del 188 dice que es una falta gravísima y causal de destitución “la asistencia a su fuente laboral en estado de ebriedad o bajo el efecto de sustancias controladas”.