Las transacciones con activos virtuales (moneda virtual) en el país son legales desde que el directorio del Banco Central de Bolivia (BCB) emitió la Resolución N° 82, del 25 de junio de 2024, que deroga la Resolución 144/2020, que prohibía estas transacciones en el sistema de pagos. Ahora, el BCB se apresta a orientar a la población para que utilice este sistema alternativo.

El director del BCB, Diego Pérez Cueto, en una conferencia de prensa ofrecida en la Casa de la Libertad, dijo que se desarrollarán “talleres de capacitación a fin de proporcionar información a diferentes sectores de la población a nivel nacional respecto a los activos virtuales, mostrando los aspectos conceptuales, normativos, riesgos”.

Manifestó que, de acuerdo a una definición que adopta el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), “los activos virtuales son una representación digital de valor que se puede comercializar o transferir digitalmente y se puede utilizar para pagos o inversiones”.

Explicó que estos activos virtuales tienen dos categorías: La primera, activos virtuales con respaldo que mantienen su valor en relación con un activo de referencia, como el dólar; y la segunda, activos no respaldados, que incluyen criptomonedas y tokens y que son “representaciones de valor o de derecho” o “unidades de valor dentro de un ecosistema digital”.

Pérez, haciendo referencia a la información del GAFI, señaló que “en Bolivia más de 250 mil personas tienen activos virtuales, esto representa más o menos el 6% de la población con ingreso formal”. Asimismo, indicó que el país ocupa el puesto 14 en Latinoamérica en términos de valor de criptoactivos transados.

CORREO DEL SUR