Virginia Leonor Domínguez, montereña que reside en el estado de Colorado (EEUU), es una madre que practica Jiujitsu hace cinco años para motivar a su hijo. La práctica de este deporte le ha cambiado la vida en todos los aspectos, convirtiéndose en su terapia, además de dedicarle mas de tres horas a la semana al entrenamiento, se ha convertido en una pasión y rutina diaria. Desde lo físico, esta disciplina incluye entrenamiento cardiovascular, estiramientos, trabajos de respiración y resistencia. Con esto se logra desarrollar la fuerza, resistencia y flexibilidad. Todo ese uso de energías combate de manera eficaz el estrés cotidiano. Con su perseverancia a logrado coronarse como sub campeona del World Master IBJJF Championship. en la categoría peso pluma en un torneo que se llevó adelante el Las Vegas ciudad de Nevada (EEUU), después de intentar dos años consecutivos. Se desempeña como trabajadora social en su vida cotidiana y el financiamiento para la disciplina es cubierta en su totalidad por ella misma.