El dirigente del transporte urbano en Santa Cruz, Mario Guerrero, aseguró que su sector está de acuerdo con la demanda por el censo para el 2023, pero que la medida extrema del paro indefinido debe evitarse. Asegura que tanto propietarios como choferes tienen deudas en las entidades financieras y familias que sustentar, por lo que paralizar actividades no es una opción para ellos.

“Nosotros estamos de acuerdo con la demanda del censo, pero también tenemos deudas, tenemos familias. Los socios de base están colgados en la banca, están con créditos, los choferes también tienen familias. Es decir, el 80 por ciento de la población vive del día ahí está debate”, afirmó Guerrero, a tiempo de revelar que justamente este martes en el mañana se reunieron con representantes del Comité Cívico y del Comité Interinstitucional por el Censo. En pleno desarrollo de esa reunión, se informó de que Guerrero adoptó la misma posición que sus colegas del transporte pesado y el delegado de los trufis, taxis y mototaxis de la ciudad, Carlos Mamani y Juan Yujra, respectivamente. Sin embargo, tras concluir el encuentro el dirigente aseguró que solo hasta el viernes dará a conocer su posición.