La policía de tránsito ha manifestado que el conductor del automóvil deportivo habría dormido aparentemente por problemas del corazón.