Aproximadamente 60 pacientes renales de Davosan se encuentran en emergencia ante el inminente cierre de la atención que brinda esta entidad benéfica que ya les dijo que no tiene recursos para seguir con la atención y sus casos podrían pasar a algún centro especializado. Son 54 años que Davosan presta atención a centenares de personas de bajos recursos que a diario recurren a sus servicios. Las crisis económicas que tiene la institución no son recientes, arrastran problemas desde 2014. Hasta ahora recurrían a todo tipo de actividades que les permita seguir con la manutención de la institución, que según sus responsables requieren de unos $us 400 mil anuales y que no llegan a recaudar ese monto.