Al menos 15 presos murieron y otros 21 acabaron heridos durante un amotinamiento registrado  en una penitenciaría de Ecuador, constituyéndose en la octava matanza carcelaria desde febrero de 2021 que deja más de 400 fallecidos.