La orden de movilización de 300.000 reservistas anunciada por el presidente ruso, Vladimir Putin, ya ha entrado en funcionamiento este jueves en Rusia y en regiones como Yakutia y Buriatia, en el oriente del país, decenas de buses y trenes están partiendo hacia el oeste para enviar a los nuevos reclutas a la guerra de Ucrania.