Carlos Lampe, el boliviano estrella del momento en Argentina, se sumó ya a la Selección Nacional y, con él, el plantel quedó completo en Francia.

De esta manera, el combinado cumplió su primera jornada de trabajos en la ciudad de Orleans. El equipo intentó aclimatarse a una tierra desconocida, con miras al partido amistoso ante Senegal, que se constituye como un compromiso sumamente difícil, considerando que el conjunto africano es uno de los mundialistas de Catar.