El Índice de Desarrollo Humano, que mide esperanza de vida, niveles de educación e ingreso per cápita, marcó a nivel global un retroceso por segundo año consecutivo, la primera vez que ocurre desde que la ONU lo creó hace tres décadas.
Una serie de crisis sin precedentes, entre ellas la pandemia de covid-19, han hecho retroceder el progreso de la humanidad a niveles de hace cinco años. “Significa que vamos a morir antes, tenemos menos formación y nuestra capacidad adquisitiva está bajando”, le dijo a la AFP el jefe del UNDP, Achim Steiner.