Se trata de Viviana Ojeda Vargas, de 21 años y quien tenía 20 semanas de gestación. Familiares de la víctima sospechan de su expareja quien se había fugado a Argentina.