Un manifestante se prendió fuego antes del último partido de Roger Federer en la Copa Laver.

El incidente ocurrió en el O2 Arena, y se cree que el hombre no identificado estaba protestando contra el cambio climático.