El Gobierno de Bolivia, a través de la Cancillería, rechazó este viernes «firmemente» el informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos que el jueves emitió un reporte corroborando que en las elecciones de octubre de 2019 hubo fraude electoral. 

El vicecanciller de Bolivia, Freddy Mamani, indicó que «el reporte del Departamento de Estado es de carácter interno y no tiene mayor relevancia para el país, más aún cuando contiene criterios subjetivos y carentes de sustento técnico».

«El reporte presentado por el Departamento de Estado de Estados Unidos es un acto de intromisión de ese país que rechazamos firmemente», enfatizó Mamani, cita un reporte del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU) avaló el informe que emitió la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las elecciones generales de 2019, en las que se detectó «irregularidades graves» que imposibilitaron su validación.

El documento enviado al Congreso de los EEUU valida los resultados de las auditorías aplicadas al proceso electoral de 2019, específicamente dos: una interna, elaborada por la empresa Ethical Hacking que había sido contratada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), y la segunda referida al trabajo hecho por los expertos de la OEA.