El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, deslindó responsabilidad en el conflicto y dijo que es un asunto interno, acusó a los cocaleros que tomaron la infraestructura del mercado paralelo de “hordas fascistas”, que no están en condiciones de exigir nada en relación al pedido del cierre de ese centro de abasto.
“No están en condiciones de exigir nada”, sentenció la autoridad en una rueda de prensa, al cerrar la posibilidad de atender el pedido de los socios de Adepcoca que exigen el cierre definitivo del centro de abasto ubicado en la zona de Villa El Carmen.