Roger Mariaca, fiscal de distrito de Santa Cruz, señaló que la venta de «pegas» sería en la UAGRM, la alcaldía cruceña y la gobernación.