El Ministerio Público en Santa Cruz presentó imputación formal contra el narcotraficante uruguayo Sebastián Enrique Marset Cabrera por el delito de legitimación de ganancias ilícitas.

Según la Policía Marset lavaba su dinero proveniente del narcotráfico con “venta simulada” de inmuebles y vehículos lujosos. El uruguayo de 32 años ingresó a Bolivia junto con su esposa, Gianina García Troche y sus tres hijos en septiembre de 2022 y administraba un equipo de fútbol de segunda división de Santa Cruz.

Un juez de Santa Cruz declaró en rebeldía al uruguayo Sebastián Marset después que fuera citado mediante un edicto a la audiencia, sin embargo, no se presentó. Su paradero es desconocido desde fines de julio de 2023.