Una espectacular técnica antiincendios está siendo implementada en China a través de un método revolucionario. El país asiático está utilizando drones con mangueras para sofocar incendios a gran altura, evitando así el riesgo humano que supone apagar fuegos en grandes edificios. Las máquinas además poseen sensores térmicos para identificar las áreas donde existe más temperatura térmica por lo que pueden identificar los focos.

El video que muestra como se prueban estos aparatos en un simulacro se ha hecho viral en redes sociales donde acumula más de quince millones de visualizaciones y miles de reacciones que destacan el futurismo de los orientales. «El futuro es ahora», ha escrito un usuario. «Esto podría salvar muchas vidas», ha opinado otro.

Pero ¿qué empresa está comercializando estos aparatos? Se trata de la compañía china Ehang que ha creado una variante de su dron multiusos Ehang 216 para poder apagar incendios. Este aparato, destinado inicialmente como taxi aéreo y que tiene una capacidad para dos pasajeros, ha sido modificado para acarrear hasta 150 litros de espuma ignífuga.

El dron tiene dos funciones para sofocar los fuegos. En primer lugar, una vez llegado a la escena del incidente usa una cámara láser para fijar como objetivo el lugar donde ha de lanzar la espuma. Después dispara un proyectil que sirve para romper el cristal de la ventana elegida (cuenta con hasta seis tubos de proyectiles que van situados en su techo) y una vez ha abierto el hueco lanza una espuma ignífuga a presión que acaba con el incendio.

OKDIARIO