Con cinco votos a favor y tres abstenciones, el Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, aprobó este jueves, 1 de septiembre, el Plan Operativo Anual (POA) y Presupuesto del municipio para 2023. La sesión, que se llevó a cabo en el coliseo Las Orquídeas del Plan Tres Mil, estuvo marcada por gritos y abucheos de parte de barras bravas que apoyaban a los concejales de la UCS y el Movimiento Al Socialismo (MAS) y que no permitían a los opositores realizar sus observaciones con tranquilidad. Además, se observó la presencia de numerosos funcionarios municipales y algunos exfuncionarios, entre ellos se encontraba la exdirectora de cementerios, Cindy Camacho, quien en junio de este año puso su cargo a disposición tras varias denuncias de corrupción en la repartición que ella administraba.