El huracán Ian, con categoría tres -desde este miércoles en cuatro- en la escala Saffir-Simpson, ocasionó el martes cuantiosos daños materiales en el occidente de Cuba, con intensas lluvias y fuertes vientos, a su paso rumbo norte hacia el estado de Florida en Estados Unidos.

Las autoridades trabajaron durante la madrugada de este miércoles para restablecer gradualmente el servicio a los más de 11 millones de habitantes del país, según un comunicado de la Unión Eléctrica de Cuba. En un principio, se interrumpió el suministro eléctrico a cerca de un millón de personas en las provincias occidentales de Cuba, pero más tarde colapsó toda la red. 

Ian, el cuarto huracán de la temporada y el primero que afecta a Cuba, ha dejado multitud de municipios devastados en el tercio occidental de la isla.

Por el momento no se ha informado de daños personales, pero los damnificados suman decenas de miles. Solo los evacuados son más de 50 000.