Comienza el viaje de tres días del papa Francisco a Kazajistán, con la guerra de Ucrania como telón de fondo. Se trata de una visita religiosa en la que el jefe de la Iglesia católica participará en el séptimo Congreso de Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales. Un encuentro con una marcada ausencia, la del patriarca ortodoxo ruso Kirill, que elevó la guerra en Ucrania a la categoría de cruzada y que no ha dado explicaciones de por qué no ha ido