La pasada jornada se reportó el hurto de ocho armas reglamentarias de la Policía al interior de la cárcel de Morros Blancos, Tarija; los equipos estaban en mantenimiento y tenían el cuidado de un custodio.

Las armas estaban en el área de gobernación del penal, pero a las 10.30, aproximadamente, se percataron que habían desaparecido. El hecho fue denunciado a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y se desplegó una verificación hasta el lugar.

Las armas desaparecidas se encontraban en una caja especial y son de las marcas Versa, Taurus y Browning, todas de 9 milímetros.

La Policía investiga al furriel y teme el destino que podrían tener estas armas reglamentarias que son de uso policial.