Cocaleros de los Yungas de La Paz tomaron a la fuerzal e el mercado paralelo de coca de Arnold Alanes, tras romper el cerco policial que existía. La movilización se abrió paso a punta de dinamitazos en su ingreso a la sede de Gobierno.