El presidente brasileño Jair Bolsonaro arengó a sus seguidores asegurando que la izquierda no volverá al poder y que las encuestas electorales «mienten», en una jornada marcada por los festejos del bicentenario de la Independencia en la que el mandatario convocó a sus simpatizantes a una demostración de fuerza.