El Banco Central de Bolivia (BCB) ha decidido iniciar una causa judicial frente a las versiones que surgieron en redes sociales de que se estaría procediendo a la impresión de billetes de forma irresponsable.En redes sociales circularon versiones de que esta impresión de billetes aumentaría la base monetaria de forma inorgánica para solventar gastos y el déficit público, lo que causaría mayor inflación.

El presidente del BCB, Edwin Rojas, aseguró que el Banco Central no imprime los billetes. Asimismo, señaló que existe un proceso de contratación para la adquisición de billetes, algo que se gestó desde 2022 de forma transparente, con el objetivo de reponer billetes dañados.

El BCB analizó esas versiones difundidas en redes sociales y concluyó que la mismas están generando especulación e incertidumbre, por lo que las tipificó como delito de difusión de información financiera falsa. Por esa causa, activó acciones ante el Ministerio Público.

“En ese marco, en cumplimiento al artículo 248 de la ley 1970 Código de Procedimiento Penal, el Banco Central de Bolivia ha presentado las respectivas denuncias ante el Ministerio Público por la comisión de delito financiero de difusión de información financiera falsa”, afirmó Rojas.

El presidente del BCB explicó que la cantidad de billetes que se están adquiriendo es de 321 millones, en diferentes cortes, que equivalen a unos 18 mil millones de bolivianos, en términos monetarios. Estima que hasta fin de mes se tendrán los primeros billetes en circulación.

Entre las razones para reponer los billetes, mencionó que existen daños por suciedad, grafitos y decoloración, además de rasgaduras o reparaciones. Enfatizó que el proceso de destrucción de este tipo de material se realiza a través de la Gerencia de Tesorería del BCB.    

CORREO DEL SUR