El periodista deportivo cruceño, Pablo Fernández, fue agredido verbal y físicamente cuando llegó al aeropuerto de la ciudad de El Alto paceño. Fernández hizo un comentario: «mejor clásico de Bolivia es el cruceño» y esta situación provocó el enfado de un grupo que lo agredió a su llegada a La Paz.